LA CULPA fue del protocolo, MEDIOCRIDAD Y CONDESCENDENCIA

MC (BAJO EL YUGO DE LA) MEDIOCRIDAD Y CONDESCENDENCIA

No, la culpa no fue del chachachá, la culpa fue del protocolo. Esa es la gran excusa y argumento para justificar cualquier error y que la responsabilidad de los fallos no alcance a quienes decidieron cómo se deben hacer las cosas.

En los últimos años estoy comprobando y viviendo situaciones que me han hecho llegar a la conclusión de que los alumnos, con más dificultades económicas y con familias más desestructuradas, están siendo “tutelados y amparados ” bajo el yugo de la mediocridad y de la condescendencia.

LA-CULPA-FUE-DEL-PROTOCOLO
LA CULPA FUE DEL PROTOCOLO

Los casos de vulneración de sus derechos como niños son continuos. Una vulneración sobre ellos que me indigna sobremanera son las sanciones sobre las becas comedor. Conozco casos de niñas/os que fueron expulsadas del derecho a comedor (el derecho a la comida) porque sus padres no podían pagar la parte que les correspondía para complementar la beca que recibían.

No entro en cuál puede ser la razón de porqué sus padres no pagan la parte que ha estipulado la Administración: puede ser por indigencia, problemas con las drogas, otras prioridades económicas familiares, desidia de los padres… Cualquier razón es buena para que actúe el protocolo y deje sin su derecho a la comida a esos niños y niñas.

¿Qué culpa tienen de vivir en situación de pobreza, desestruturación familiar, conflictos o adiciones? ¿Por qué la solución es sancionar a la familia y que lo sufran esos niños?

Me parece indignante la excusa del protocolo: la culpa fue del protocolo.

Sé de casos en que niños y niñas son trasladados de su zona escolar a escuelas de alta complejidad porque es más fácil desembarazarse de ellos y, que “sus” problemas se traten desde centros en donde se “aparcan” a los niños de las familias con más dificultades, así como los casos personales de salud mental y de comportamiento. Se aísla a una niña de su entorno escolar porque la familia no encaja con los objetivos sociales y educativos del centro.

Me parece indignante la excusa del protocolo: la culpa fue del protocolo.

O casos de alumnos que no pisan las aulas, al cabo de un tiempo son avisados los Servicios Sociales. Acto seguido hay reuniones de los servicios pedagógicos del centro, de los servicios sociales, incluso puede ser que asista la policía municipal… Se aplican los protocolos… va pasando el tiempo, los alumnos no vuelven a la escuela, los protocolos se eternizan, los alumnos entran en procesos sociales que les pueden llevar a delinquir, ser objeto de abusos, o cualquier otra barbaridad… Y se continúan aplicando los protocolos… pero no pasa nada. Todo el mundo actúa según el protocolo, se observa el caso desde la condescendencia, se dispersa la responsabilidad… y si alguno de ellos cae en alguna situación de abusos… el que ha fallado es el protocolo.

Me parece indignante la excusa del protocolo: la culpa fue del protocolo.

Responsables sociales, políticos, municipales y educativos deciden cómo actuar según unos protocolos, se observa a los más desfavorecidos desde la más pura condescendencia y caridad, se aplican protocolos en muchas ocasiones sancionadores, nunca superadores de situaciones, a lo sumo se ayuda en momentos determinados; pero aquellos que han decidido cómo son y cómo se aplican los protocolos ven como se disuelve su responsabilidad cuando falla el protocolo. La conclusión es:  Haremos lo posible y deberemos mejorar el protocolo.

Me parece indignante la excusa del protocolo: la culpa fue del protocolo.

Cuando se actúa en casos de familias con emergencia social, estamos tapando un agujero, solventando un momento determinado, haciendo un acto social caritativo. Lo que se debería hacer es aplicar actuaciones que restablezcan la justicia social, que rescaten a las familias que no pueden o no saben salir de las situaciones de pobreza, adiciones o cualquier otro problema.

Estoy convencido de que no se debe sancionar o, en el mejor de los casos, ayudar temporalmente.

Me parece más conveniente que las familias que están en situación de exclusión social: prostitución, drogas, indigencia, problemas mentales, estilos de vida, inmigración… sean tutorizadas durante, al menos, tres generaciones. Sé de familias que no saben como salirse de la situación en la que viven, en que necesitan un coach social, un mentor o cualquier otra figura que analice su situación familiar, económica, entorno social y les proponga pequeños cambios para que en la segunda y tercera generación encaminen su trayectoria a una situación de normalidad.

Muchas familias con estas situaciones reproducen los embarazos tempranos, a partir de los 15 años, las dificultades económicas de “ir trampeando”, repiten también los hábitos familiares y presentan características de riesgo en todas las generaciones.

¿No sería mejor acompañar, mentorizar a esas familias, enseñarles a cambiar los estilos de vida y facilitarles que la segunda y tercera generación puedan normalizar su situación?

En estas familias conviven 3 generaciones en cuestión de 20 años. No creo que sea difícil probarlo y seguro que no es tan caro como “rescatar” un banco.

Pues va ser que no. Para mentes que se definen como universitarias y que ocupan cargos de responsabilidad prefieren tratar con familias, que suponen son sus iguales (universitarias, cultas y de clase media), que no con las familias en que tu interlocutor se explica mal o grita. 

Los seres humanos nos hemos caracterizado por nuestra inteligencia, sociabilidad y protección de los débiles por parte de toda la sociedad, especialmente eran lo más fuertes los que garantizaban la seguridad de los más necesitados.

Así nos hemos comportado durante más de 100.000 años, al menos hasta bien implantada la revolución neolítica. A partir de la distribución del trabajo, de la segregación de género que posiblemente se inició en la época neolítica, la Humanidad ha creado más y más leyes, normas, costumbres y religiones para gobernarnos, a veces bien, a veces muy mal.

Hay quien sostiene como Carlo Maria Cipolla en su “Teoría de la Estupidez Humana” y Pino Aprile en “El elogio del imbécil” que nuestra sociedad con sus normas y protocolos es un punto culminante de la evolución humana y que ha servido para que muchas personas podamos vivir, no necesariamente mejor que nuestros antepasados, mediante  protocolos que hemos establecido, costumbres y normas para que los menos sobresalientes, no los más tontos, tengan la posibilidad de garantizar la continuidad de la especie.

Como nos comenta Aprile en su libro, los protocolarios y la burocracia hacen que todo el engranaje funcione con lentitud pero que los menos dotados no piensen y realicen sus actividades humanas sin responsabilidad.

Acabo con este texto de Pino Aprile:

Pedí confirmación a un amigo mío, excelente neurólogo, y me contestó: «Para llevar una vida normal bastaría una película de corteza cerebral de apenas 0,5 milímetros de grosor.» Pensé que exageraba, que me estaba tomando el pelo.
—¿Y el resto es agua? —pregunté.
—¿Te gusta más el serrín? —replicó.
Por muchas vueltas que le diera a la cuestión, siempre llegaba al mismo punto: el hombre, en el momento actual de su evolución, necesita una cantidad limitada de materia cerebral, y por tanto de inteligencia.
Lo que les ha ocurrido a los animales domésticos es válido también para nosotros. Darwin ya había tenido esta intuición cuando afirmó que se nos puede comparar a los animales que fueron domesticados hace miles de años. En este sentido, de hecho, ninguno está tan domesticado como nosotros.
Trazar un paralelismo entre los efectos de la domesticación sobre los perros y los de la sociedad sobre los hombres no es ninguna novedad. Adiestrar a un animal significa educarlo para que reaccione con comportamientos preestablecidos a estímulos determinados. El perro criado para vigilar está condicionado a lanzarse sobre cualquier desconocido que se aventure en el territorio que él defiende. De forma similar, el hombre integrado en la sociedad está educado para comportarse de acuerdo con las normas de la función que le ha sido asignada. Mediante reglas, preceptos, instrucción, hábitos, se impone toda una serie de comportamientos a los que atenerse.
En ambos casos, la inteligencia se vuelve superflua; cae en desuso o se suprime. Para explicar el modo en que disminuye el ingenio en el tiempo el escritor argentino Jorge Luis Borges, uno de los más grandes del siglo XX, me explicó que los hombres de verdadero talento, en cualquier época, son contemporáneos de otros que vivieron en el pasado, no de los que viven en sus mismos días. Su mente es más aguda y dialogan más con una remota «dinastía dispersa de solitarios». Para encontrar algo a su nivel, tienen que remontarse a siglos anteriores (lo mejor está en el pasado), «incluso Homero», observó Borges. «tuvo que contar hechos ocurridos cuatrocientos años antes que él».
En síntesis: el recorrido evolutivo de nuestra especie, en cuanto a las capacidades intelectuales, ha conocido una creciente propensión a aumentar durante millones de años. Después ese aumento se detuvo y se invirtió la tendencia. Esto es innegable. La pregunta, destinada por otro lado a quedar sin respuesta, es la siguiente: ¿esa disminución ha sido sólo un ajuste, un retroceso debido al exceso, o bien es el inicio de un camino en sentido contrario al que ha guiado nuestra evolución. En otras palabras: ¿seguirá declinando la inteligencia hasta su total desaparición?

Artículo que publiqué en la revista INDE21 el 4 de julio del 2016

More

Trucos neurocientíficos para aplicar en la educación

Evolution of Neonatal Imitation. Gross L, PLoS Biology Vol. 4/9/2006, e311 doi:10.1371/journal.pbio.0040311

Haremos un repaso de trucos a partir de las comprobaciones que ha realizado la neurociencia y que podemos aplicar para conseguir que nuestros alumnos puedan estar en las condiciones más optimas para aprender o, bien, estrategias y trucos que mejoren en todos los procesos de enseñanza-aprendizaje, aquí van los trucos neurocientíficos para aplicar en la educación:

– Ejercicio a primera hora del día para lograr la oxigenación de nuestras neuronas y de todo el cuerpo. Se sabe que si llegamos al centro educativo caminando, en bicicleta o corriendo conseguimos que nuestras neuronas se despierten y el cuerpo se tonifique y oxigene para estar en condiciones de atender y centrar nuestra atención. Cuando los alumnos o los docentes llegamos en coche no estamos despiertos del todo. El sistema nervioso, y eso depende de las personas, tiene biorritmos que es difícil alterar. Hay quien sin estímulos tarda más en tener todo su sistema nervioso en pleno funcionamiento, por ejemplo yo.  Aconseja a tus alumnos, y aplícatelo tú, el ir al centro caminando o en bicicleta y, si puedes, hacer ejercicio físico a la primera clase, de forma que a la segunda ya esté todo el mundo en óptimas condiciones. En el centro podéis ir a trabajar un rato al huerto, realizar una salida por el barrio, hacer la clase de Educación Física, incluso estiramientos en clase, flexiones…

– Estimula el cerebro social de tus alumnos. Todos necesitamos alrededor de 150 cerebros con los que interactuar y relacionarnos. Consigue que todos hablen, se relacionen y disfruten de las conversaciones. Hay alumnos tímidos que no pueden hablar en público, estimúlalos; hablar en publico y relacionarse no lo enseñamos pero es lo más importante para que en el futuro se desarrollen plenamente como personas, conozcan su pareja, se enfrenten a entrevistas de trabajo, presenten sus ideas y proyectos, sepan expresar sus emociones. Para mí siempre ha sido muy gratificante que alguien que está dentro de su “yo” pueda llegar a ser un “nosotros”.

Realiza proyectos y trabajos mediante equipos y que al final deban explicar el proyecto a los demás, nadie debe quedar al margen. Si entre todos hacen una buena presentación, ellos mismos se animan a participar y dan más relevancia los más tímidos.

– Utiliza más el afecto que las emociones. Las emociones son fundamentales para aprender, pero necesitas que tus alumnos perciban también tu afecto.

¿Cómo puede tener más efecto la corrección de una conducta inadecuada? Con el afecto y el cariño demostrado a lo largo de vuestra relación. Si tu alumno sabe que le procesas afecto, entiende en ese caso que la razón por la que lo corriges debe ser muy importante para que tú le regañes.

– No te importe expresar tus emociones, tus estados de ánimo y diles que a ellos también los quieres.

Explícales cosas tuyas que les motive para iniciar un nuevo tema. Pon ejemplos de algún alumno de la clase y haz que ellos se inventen historias a partir de la experiencia que les has explicado.

– Las emociones tienen muchas vertientes pero es conveniente que su eje fundamental sea la comprensión mutua entre educando y educador, es decir que ambas zonas frontales de nuestros cerebros interactúen, y eso lo hacemos mediante las neuronas espejo.

No hay la misma interacción entre los niños que entre las niñas. Ellas tienen muchas más neuronas espejo y por eso mantienen relaciones más emotivas y emocionales.

Normalmente entre las chicas los conflictos son emocionales, sus alianzas entre ellas, sus enemistades y reconciliaciones. Sin embargo, los chicos no tienen tanta empatía y son más analíticos en las relaciones, buscan el equilibrio según sus modelos mentales. Ellos pueden pensar que un chico debe jugar a fútbol y les cuesta entender que hay modelos mentales diferentes a su propio modelo. Las chicas son más complejas para nosotros pero las debemos intentar entender y saber que para ellas sus relaciones de amistad son muy importantes y debemos dedicar horas de tutoría a que hablen y expresen sus emociones y conflictos.

Evolution of Neonatal Imitation. Gross L, PLoS Biology Vol. 4/9/2006, e311 doi:10.1371/journal.pbio.0040311
Evolution of Neonatal Imitation. Gross L, PLoS Biology Vol. 4/9/2006, e311 doi:10.1371/journal.pbio.0040311

– Recuerda la regla de las 4 P:
. Pasión en lo que haces y en lo que transmites.
. Play (jugar), introduce la ludificación y que las actividades sean divertidas. No hace falta estar siempre inventando juegos, pero si despertar en tus alumnos el deseo de probarlo, de entretenerse, de divertirse. A nuestros cerebros les gusta competir con los demás pero también establecer estrategias, alianzas, jugar en equipo…
. Proyectos. A nuestro cerebro le van los retos, sin embargo, si puede, se queda en su zona de confort. Por eso si lo esforzamos y lo retamos nuestras neuronas se despiertan y pueden dar lo mejor de uno mismo.
Los proyectos implican pensar, reflexionar, hacer experimentos mentales, imaginar, encontrar soluciones múltiples a los problemas que aparecen, planificar, modificar, evaluar, recomenzar y alcanzar un estado de satisfacción al final… Y cómo lo agradece todo nuestro cuerpo cuando sentimos el cosquilleo de la tarea finalizada con éxito. Y cuánto habremos aprendido !!!
. Peer to Peer (entre iguales). Aprender en equipo nos ayuda, nos complementa, nos estimula y nos socializa.

– Los primeros 20 minutos de cualquier actividad son fundamentales para focalizar la atención de nuestros alumnos. Luego deberemos cambiar de actividad, de espació, de medios didácticos: pizarra, ordenador, papel, boli… Si debes explicar algo, aprovecha los inicios de actividad tienes como mucho 20 minutos de atención.

– Cambiar de escenario estimula al cerebro, salir y hacer cosas diferentes nos ayuda mucho. Puedes ir al laboratorio, recorrer el barrio, ir a realizar una de las actividades al patio, aprovecha el huerto si lo tienes, explícales cosas en movimiento. Aprender andando ya sabían los clásicos que era una buena estrategia y por eso la utilizaba Aristóteles en sus paseos peripatéticos.

– Para cualquier aprendizaje la atención es fundamental “Sin atención no hay aprendizaje” Los hábitos de nuestros alumnos impiden, en muchos de ellos concentrar su atención. Están muy acostumbrados a múltiples estímulos por diferentes canales que no saben focalizar y centrar su atención. Se les debe explicar la importancia de la atención para el aprendizaje. Yo les explico cómo la atención les ayuda y al final les enseño el mantra: “Sin atención no hay aprendizaje” que me sirve para llamarles la atención y generar en ellos la atención necesaria para continuar trabajando.

Nosotros debemos hacerles ver la necesidad de atender y concentrarse, debemos introducir en ellos el hábito de concentrarse cuando se les requiera. ¿Es difícil? Sí mucho, Es un automatismo que debemos generar en ellos. A veces una frase les ayuda a olvidarse de lo que hacen, piensan o tienen intención de hacer y les provoca que se paren y te presten atención. En mi caso me va muy bien la frase del mantra pero tú puedes inventarte otro mantra con sentido para ti y tus alumnos:

– El puño derecho cerrado para estudiar y el izquierdo para recordar. Pues sí, nos explica la neurociencia que al apretar el puño derecho estimulamos las conexiones de nuestro hemisferio cerebral izquierdo, reclutamos neuronas, las activamos y aprendemos mejor. Después para recordar las cosas nos ayuda apretar el puño izquierdo para estimular el hemisferio derecho. Yo he comprobado el truco por alguna persona que no recordaba algo, le comenté que cerrara fuerte el puño izquierdo y lo recordó. ¿Casualidad o causalidad?

– Estudiar y hacer ejercicios intelectuales antes de dormir: Nuestro cerebro tiene una inercia para recordar o seguir activado cuando dormimos. El hipotálamo va consolidando el trabajo intelectual que estábamos haciendo y distribuye los contenidos a las áreas que correspondan: las lingüísticas, las musicales, las visuales, las motoras… ¿Eres deportista? simula mentalmente las acciones y las practicas en tu cerebro. Cuando duermas estarás entrenando y mejorarás técnicamente.

– Las actividades que introducen aleatoriedad también estimulan mucho, por ejemplo, una actividad que tengan que memorizar una poesía, una tabla de multiplicar, capitales, reglas… lo conviertes en un juego en que compiten para responder. Pero lo que puedes hacer es modificar las puntuaciones según quien contesta. A ellos al principio les sorprende, se pueden quejar pero de antemano ya les has comentado que algunas respuestas valen el doble y otras no. Tu aplicas la regla cuando te interesa y premias a los que tienen más dificultades. Esa incertidumbre les gusta y tratan de responder a ver si su respuesta vale el doble y de paso das entrada a que puedan competir los que tienen menos posibilidades.

Otro día más trucos 🙂

Si te parece interesante este post, por favor, difúndelo o comenta tu opinión o discrepancias. Gracias

More

A quién le preguntamos por el sentido de la vida

A quien le preguntamos por el sentido de la vida

Perplejos y amilanados nos quedamos cuando reflexionamos sobre el origen del todo, del Universo, de la vida, de la Inteligencia o cuando aspiramos profundamente el aroma de una noche estrellada de verano, en el que el sonido de los grillos y cigarras nos envuelve y nuestro pensamiento se dedica a divagar hasta llegar al asombro filosófico de lo que somos nosotros, cada uno individualmente, colectivamente y de lo que es el mundo, de lo que fue y de lo que será… Bufff la grandiosidad de la pequeñez humana que es capaz de pensar la inmensidad del todo.

Y puede ser en esos momentos en los que se nos despierta el sentido Teleológico de la vida, del Universo, del todo. ¿Qué hacemos aquí? ¿Para qué? ¿Somos simples elementos de carbono cuyo único fin es transmitir la información genética que albergamos? ¿Somos un disco duro evolutivo?

Por cierto, cuidado que Teleológico no es lo mismo que Teológico.

¿A quién le preguntamos por el sentido de la vida?

Nos preguntamos por nuestra capacidad de preguntarnos, buscamos estrategias que nos ayuden a encontrar el sentido de la Vida, de la Evolución, del Universo. Y lo hacemos investigando desde el inicio de las causas, buscando el final y la finalidad de todo.

Utilizamos la metodología cartesiana del análisis de los hecho ciertos y verificables para ir construyendo, mediante la ciencia y el razonamiento, todo nuestro modelo simbólico del mundo, es decir lo que creemos que es la realidad. Y todo ello por nuestra tendencia Teleológica a explicarnos las causas finales que nos conducen.

Quizás estamos equivocados y no será cierto que haya una causa inicial ni una causa final. O posiblemente como nos dijo Hume erramos al conocer y representar el mundo mediante el proceso psicológico de las causas y los efectos.

Puede ser que la realidad sea algo que no entendamos nunca, por ejemplo tenemos que la física cuántica solo es física descriptiva,  pues sabemos cómo se comporta y nos describe qué pasa, pero no porqué lo hace de esa forma, o nuestros sentidos no la perciben de esa forma.

Para saber si “esta peculiar” forma de explicarnos el mundo con sus causas y sus efectos, es correcta y es la única forma de interpretar la realidad, deberemos analizar cómo funciona nuestra mente, nuestras representaciones simbólicas y nuestros procesos mentales físicos del pensamiento. En definitiva, nos debemos cuestionar si captamos el Mundo de una determinada forma, con unas propiedades y comportamientos, a pesar de que no lo entendemos y no lo podemos percibir.

Nosotros nos autoindagamos y nos parece que el mundo obedece a las leyes físicas que están descritas por nuestras leyes psicológicas del pensamiento y del conocimiento. Podemos creer que puesto que percibo el mundo con unas determinadas propiedades, él se comporta así, cuando en verdad solo sea una imaginación de nuestra mente.

Y llegados a este punto, cómo podemos contrastar si nuestra forma de representar el mundo es la única posible o si hay otras formas de conocer el mundo, otras epistemologías mentales.

¿No deberíamos saber si otras formas de pensar son posibles y si el sentido Teleológico que creemos tener no existe? Y… ¿a quién se lo preguntamos?

Creo que nuestra hipótesis se debe comprobar sobre 2 posibles formas de pensamiento pero que todavía no son efectivas.

A quien le preguntamos por el sentido de la vida
A quien le preguntamos por el sentido de la vida

-. Por un lado los sistemas informáticos denominados Inteligencia Artificial. Si la Inteligencia Artificial Fuerte es posible (aquella que se comporta como nosotros y con sentido común en todos los aspectos), deberíamos preguntarle y comprobar si “esa” inteligencia emergente tiene sentido Teleológico de su vida y del todo.

Apuesto a que dirá que sí ya que es una forma evolutiva de nuestra inteligencia (en caso de que se llegue a construir una mente fuerte de forma efectiva) y considerará que “ella” es la evolución lógica después de la Inteligencia Orgánica.

Si le preguntamos a un sistema de Inteligencia Artificial Débil seguramente no tendrá el sentido Teleológico puesto que su campo del pensamiento se restringe a dominios acotados.

-. Otra posible inteligencia que nos ha demostrado tener pensamiento simbólico, casi comprobado tras los descubrimientos de la cueva francesa de Bruniquel , son los Neardentales, una humanidad extinguida que hicieron los primeros rituales y construyeron monumentos antes que nosotros.

Si en algún momento se puede clonar dicha especie, y estoy seguro de que se hará, se les deberá respetar en cuanto a sus posibles representaciones del mundo. Dudo que tengan memoria genética de sus rituales y creencias (a pesar de lo que postula JEAN M. AUEL) pero será una buena ocasión para contrastar su sentido Teleológico de la vida y del mundo… si lo tuvieron. Pero eso ya, a largo plazo…

Si te parece interesante este post, por favor, difúndelo o comenta tu opinión o discrepancias. Gracias

More

Post-millennials ¿estamos preparados para prepararlos?

Estamos preparados para preparar a nuestros alumnos Post-Millennials

Muchas veces me pregunto a qué se enfrentarán mis alumnos, los post-millennials. ¿Estamos preparados para prepararlos?

A principio de los años 90 del milenio pasado se calculaba que entre el 1990 y el 2017-2020 el mundo cambiaría tanto como desde la revolución neolítica hasta la era industrial. Y todo ese cambio lo hemos vivido las personas que hemos conocido esas 3 décadas.

En tres décadas hemos pasado de una era industrial con economías, servicios y prácticas tayloristas a una sociedad post-industrial con el quebrantamiento total del taylorismo en beneficio de una organización económica y social menos planificada y de actuación adaptativa a las circunstancias imprevisibles, normalmente, de la economía.

Si nos remontamos a las 5 décadas anteriores, el cambio incluso ha sido más impactante. La tecnología no tenía el mismo peso que el actual en los procesos productivos, en la organización social o en la economía. Por tanto, los que hemos vivido desde hace 5 décadas hemos visto y (disfrutado-sufrido) de cambios drásticos y disruptores. De un hogar sin televisión a un hogar inmerso en el Internet de las cosas. De un acceso limitado a la información, a una excesiva profusión de información que se está transformado en ruido.

Antaño, la información era valorada, buscada y custodiada ya que se convertía en conocimiento si se gestionaba para mejorar o conseguir nuevos procesos o ventajas sociales, productivas, económicas…

Ahora la información de calidad sigue siendo muy restringida y es necesario un proceso de selección, cribado y análisis tan esforzado como lo fue antaño encontrar la información adecuada que estaba almacenada en libros y en mentes de expertos.

El ruido de los diversos canales y la excesiva información impide determinar sin esfuerzo los contenidos que son valiosos para nosotros.

La era de los años desde el 1960 al 1985 representó el paso de una sociedad industrial mecánica y eléctrica a una nueva sociedad impregnada por la electrónica. A partir de los años 80 hasta ahora, la evolución tecnológica ha ido ligada a los diferentes estadios por los que han pasado las TIC; hasta encontrarnos en un mundo hiperconectado, controlado, mediado y vigilado por la Inteligencia Artificial.

A la par, los cambios organizativos, sociales y económicos desde los años 80 con Thatcher y Reagan hacía el Capitalismo neoliberal más crudo, están transformando la sociedad en un lugar incómodo para cohabitar.

A todo ello ha contribuido la sustitución de la mano de obra cualificada por los robots industriales, las capas laborales basadas en el uso de los procesos mentales e intelectuales están siendo sustituidos por sistemas informáticos que aprenden y con una capacidad de procesado impresionante. La Inteligencia Artificial está rodeando todas nuestras vidas, nos sirve, pero a la vez nos despoja de nuestras decisiones. Muchas veces no hace falta pensar en una cita para recordarla, ya se encarga el móvil, tampoco debemos explicar a nadie que queremos ir de viaje a Siberia pues un sistema informático nos muestra y alienta a que le compremos los billetes según nuestro comportamiento delante del dispositivo. El smartphone entiende nuestra voz, nos propone actividades o encuestas cuando estamos en una tienda o en sus alrededores (Google Opinion Rewards).

En los centros escolares el aprendizaje automático pronto nos comenzará a sustituir en las tareas más tediosas, la Tierra está vigilada por sistemas antimeteoros que escrutan las noches para detectar objetos con trayectorias peligrosas de colisión… En definitiva, aquello que los seres humanos hemos sabido y necesitado hacer desde siempre lo estamos delegando a una máquina.

El panorama que se encontrarán mis alumnos post-Millennials es de una transformación laboral radical. De hecho se prevé que para el 2030, al menos, 2.000 millones de trabajos desaparecerán según Thomas Frey, director ejecutivo del DaVinci Institute.

Estamos preparados para preparar a nuestros alumnos Post-Millennials
Estamos preparados para preparar a nuestros alumnos Post-Millennials

El problema será: ¿De qué trabajarán los post-millennials?

Busquemos algunas ideas que nos ayuden a ver hacia dónde debemos orientarlos y Thomas Frey es un gurú para Google y allí donde Google pone el ojo suele acertar.

No necesariamente coincido con todas sus apreciaciones, es decir, algunas encajan en el mundo anglosajón pero son más complicadas en la Europa Mediterránea. Sus previsiones nos plantean un mundo muy competitivo en el que habrá una gran parte de la sociedad excluida.

Según él estas son las habilidades genéricas que se necesitarán (extraídas de El Confidencial):

  1. Transformadores. Toda nueva era necesita expedicionarios que abran camino.
  2. Expansionistas. En un entorno cambiante y en crecimiento, se necesitará el talento de adaptarse rápidamente al mismo.
  3. Maximizadores. La habilidad de sacar todo el partido a procesos, situaciones y oportunidades.
  4. Optimizadores. Aquellos capaces de encontrar las variables que producen los mejores resultados.
  5. Inflexionistas. En dicho entorno cambiante, habrá que ser capaz de identificar los puntos de inflexión antes que los demás.
  6. Desmanteladores. No sólo se trata de abrir nuevos caminos, sino de cerrar los antiguos, es decir, ser capaz de hacer decrecer las viejas industrias sin causar estragos en la sociedad.
  7. Creadores de circuitos cerrados de feedback.
  8. Contraatacantes. Aquellos capaces de hacer frente a las críticas recibidas por los detractores de las nuevas tecnologías.
  9. Corredores de la última milla. Frey explica que la tecnología, por lo general, alcanza un punto en el que las ganancias decrecen cuando se intenta alcanzar al usuario final. El trabajo de estos consistirá en solucionar dichos problemas.
  10. Contextualistas. Los capaces de entender el entorno en el que cada nueva tecnología operará.
  11. Éticos. Las nuevas tecnologías generarán nuevas y cada vez más complejas preguntas, y alguien deberá responderlas.
  12. Filósofos. Aquellas compañías que consigan imponer su filosofía y su visión del mundo al resto del mercado serán las que triunfen.
  13. Teóricos. Primero viene la teoría, y más tarde, el producto.
  14. Legacistas. Alguien debe preocuparse por las generaciones que nos sucederán.

Así que ya sabéis, estas son las habilidades y competencias que debemos “trabajar” con nuestros alumnos. Y estas sobre pensamiento computacional.

¿Estamos preparados para prepararlos?

Si te parece interesante este post, por favor, difúndelo o comenta tu opinión o discrepancias. Gracias

 

More

En recuerdo de Abel Martínez

Aniversario Abel Martínez
More

Fany Ortega Tecnofany: recursos ciencia tecnología género

Tecnofany

Tecnofany es un canal de Youtube sobre recursos de ciencia y tecnología desde la perspectiva de género. Es un fenómeno que no dejo de seguir por lo original del proyecto y los valores asociados a esta idea de emprendimiento de Fany Ortega @tecnofany.

Soy un seguidor de los buenos canales educativos y de DIY y hace unos pocos meses que me encontré con la propuesta del sorprendente canal de Youtube de Electrónica con Fany

Fany Ortega Tecnofany: recursos de ciencia y tecnología de género
Fany Ortega Tecnofany: recursos de ciencia y tecnología de género
Me gusta la propuesta del canal por varios motivos:

1. Aprendes de verdad sobre electrónica, ciencia, tecnología y DIY.
2. Hay una narrativa digital muy dinámica, fresca, precisa y que te engancha rápidamente.

Pero lo más importante para mi no es el contenido ni los proyectos, lo importante es que una chica nos muestra de forma divertida como construir cosas, visitamos con ella algún museo de ciencia o realiza unos cuantos experimentos científicos.

Fany es una chica normal como las que nos podemos encontrar en cualquiera de nuestros centros educativos o en la Universidad.

La segregación tradicional de las materias entre ciencias y letras no tiene ningún sentido, podemos tener más o menos afinidad por un tipo de materias que por otras pero no son compartimentos estancos sin conexiones.

De igual forma hay un tema cultural de género que segrega los gustos y tendencias de los hombres y las mujeres, razón por la cual es muy difícil ver a una chica haciendo de protagonista en vídeos como estos.

Los valores que aporta para la educación este canal de Fany son:
1. La protagonista es una youtuber, una mujer del DIY en temas técnicos. Dichos canales siempre son presentados por hombres.
2. La puesta en escena es divertida y amistosa. Está visión optimista y desenfadada ayuda a crear lazos empáticos con este canal y su refrescante presentadora.
3. Permite animar a chicas a entrar en el aprendizaje de las materias más técnicas.
4. Está muy logrado el atrezo del taller, el vestuario, la iluminación, de forma que nos alejamos del típico taller (en ocasiones sucio y descuidado) o del patio típico de grandes youtubers del DIY.
5. La estética más femenina aporta visión de género.
6. Fany es una chica normal, divertida y lejos de las frías presentadoras modelo-objeto que vemos en otros canales a los que nos tiene acostumbrado el mainstream.

Por esos valores y muchos más os recomiendo este canal.

¿Dónde la podéis encontrar?

Si te parece interesante este post, por favor, difúndelo o comenta tu opinión o discrepancias. Gracias.

More

Pensamiento Computacional: la generación post-millennials

Pensamiento Computacional: la generación post-millennials

La generación Z o generación post-millennials son los niños y adolescentes de este momento. Posiblemente el mundo no será nunca como lo recuerdan sus padres, pero a ellos no les importa pues aquel mundo solo es una leyenda. Su cruda realidad es que desde que tienen consciencia viven en una constante crisis económica, en un entorno muy tecnificado y no pueden concebir un mundo sin internet.

Están limitados por vivir en una época de restricciones de todo tipo: económicas, de libertades, sociales…

Al contrario que los millennials, la mayoría de ellos no tendrá la oportunidad de trabajar en grandes multinacionales y ganar un sueldo holgado y digno, salvo que sean estrictamente economistas de las tendencias más neoliberales, ingenieros vinculados a la electrónica, la informática o la automoción, o que sean abogados defensores de grandes corporaciones y grandes fortunas.

Tampoco tendrán un futuro Taylorista e industrial como pudo ser el de sus abuelos y sus sueldos no serán como el de algunos de los millennials.

Su mundo está, cada vez más, mediado por las máquinas, el decrecimiento económico, la escasez relativa para las clases populares, la Inteligencia Artificial y el Internet de las cosas.

En los centros educativos debemos ayudarlos a utilizar el Lenguaje y Pensamiento Computacional mediante el que dialogarán con las máquinas. Los procesos de fabricación, así como las interacciones con los artefactos que nos rodean serán los propios de un lenguaje formal, lógico y prediseñado para que puedan indicar a las máquinas lo que se espera de ellas.

Se estima que el 65% de los trabajos que podrán realizar los alumnos que están en Primaria todavía no se han inventado

Futuros empleos

Será mediante la introducción del Pensamiento Computacional para la generación post-millennials una de las formas de cómo les podemos empoderar para estar preparados para el mundo les estamos dejando.

Una propuesta didáctica que utilizo en clase y que les permite a los alumnos comenzar a entender y hacerse con los conceptos y procesos básicos de la fabricación y gestión de las máquinas, es el de Pensamiento computacional ilustrado de los autores Benjamin Chun & Tim Piotrowsk. Este recurso está publicado en la WEB Computacional Thinking Illustrated, que mediante dibujos y explicaciones, nos enseñan a trabajar las siguientes competencias:

  1. Analizar los efectos de la computaciónConceptes y modelos Computacionales, Pensamiento Computacional: la generación post-millennials
  2. Producir artefactos computacionales
  3. El uso de la abstracción y de los modelos
  4. Analizar problemas y artefactos
  5. Comunicar procesos y resultados
  6. El trabajo efectivo en equipos
  7. Descomponer
  8. Reconocimiento de patrones
  9. Generalización de patrones y abstracción
  10. Diseño del algoritmo

También en el post sobre Selección de Apps Educativas y Actividades hay una actividad de clase para desarrollar el Pensamiento Computacional, es éste:

Una actividad asociada es la que realizo con mis alumnos. Les explico que si al compañero/a le das 3 toques en la frente, debe avanzar 3 pasos, si le das un toque en el lado izquierdo, gira 90 grados a la izquierda, lo mismo a la derecha o un toque en la nuca es un paso hacia atrás. Al final les propones que recorran mentalmente la clase hasta llegar a un punto determinado. Escriben en el papel los toques que deberán dar, así como los giros necesarios. Una vez pensado (experimento mental), deben programar al compañero y éste debe realizar bien las acciones para comprobar que lo que había programado era correcto.
Os dejo aquí el recurso didáctico que podéis utilizar. Yo utilizo los dibujos para trabajar con los alumnos; les gusta pintarlos, idear y diseñar nuevas cosas, programar…

Si te parece interesante este post, por favor, difúndelo o comenta tu opinión o discrepancias. Gracias

-:@

More