¿Son necesarias las acreditaciones de competencias TIC?

Etapas TICHe conocido la evolución en los ámbitos formativos de las Competencias TIC desde los años 80 por lo que puedo decir que he sido testigo de su transformación en casi 4 décadas. En virtud de la capacidad técnica de cada momento, he diferenciado claramente 4 variables principales que ayudan a definir la eficiencia del aprendizaje TIC y su eficacia en el mundo productivo:

  • Grado de dificultad de uso y aprendizaje
  • Productividad del usuario lego o principiante
  • Interconectividad con comunidades o redes sociales.
  • Inteligencia comunitaria o desarrollo transpersonal.

Describamos las etapas de los requerimientos competenciales TIC que se articulan en torno a las 4 variables:

1. Años ochenta. La era del hardware: El paradigma de esta era fue IBM.

En esos años, era muy importante la plataforma hardware por la que decidías apostar: Apple, PC IBM, Commodores, MSX, Amiga… En virtud del hardware escogido o decidido (muchas veces obligado por precio) tenías más o menos posibilidades de utilizar las aplicaciones informáticas diseñadas para esa plataforma y su Sistema Operativo asociado.

Son años en que la Competencias TIC exigían aprender y ser competentes en el uso del Hardware: Encendido, conexiones de los periféricos, impresoras, ratón, escáner… Los periféricos y sus conexiones estaban asociados a la plataforma escogida, así como su Sistema Operativo.

El Sistema Operativo era específico del hardware y las aplicaciones eran diseñadas de forma singular para esos sistemas operativos. No existía una estandarización ni de los menús ni de los comandos de cada aplicación: bases de datos, procesadores de texto, hojas de cálculo, dibujo técnicos…

En consecuencia la curva de aprendizaje era muy fuerte y la productividad muy baja, al menos en los primeros momentos de contacto con esos sistemas informáticos, pues to que requería:
a. Aprender a utilizar el Hardware.
b. Saber navegar por los menús y aprovechar las capacidades del Sistema Operativo.
c. Aprender la navegación de los menús y uso de la aplicación específica: Procesador de texto, Base de Datos…
d. Volver a comprender, aprender y usar una nueva aplicación para otra solución digital. Por ejemplo, nada tenía que ver la navegación y menús de comandos de un procesador de textos como Wordperfect con una base de datos como dBase.

La interconectividad entre personas y puestos de trabajo era exclusividad de grandes empresas y organismos de investigación, militares, universitarios…

Sin embargo a partir de 1985 aparecieron puntos de red internacionales gestionados por aficionados y sin ánimo de lucro como FidoNet o RedBBS, que unía las BBS (ordenadores que daban servicios de mensajería a otros ordenadores particulares y de empresas u organizaciones).

El nivel de conocimiento en las comunicaciones requería una fuerte componente técnica profesionalizadora y la competencia digital que se requería para ser un nodo de la red era muy elevada

2. Años noventa. La era de los sistemas operativos y las redes locales. El paradigma de esta era fue Windows:

Las dificultades en el aprendizaje de cada nueva versión del Sistema Operativo, la incorporación de los puestos de trabajo interconectados mediante la red de ámbito local (LAN) y la cada vez más extensa colección de periféricos conectados, hacían que la gestión de dichos sistemas fuera muy complicada para obtener la productividad deseada.

Con el fin de suavizar la curva de aprendizaje, surgieron los Sistemas Operativos con Interfaces gráficos amigables como los Windows 3, 95, 98… El OS/2 de IBM y el Mac de Apple.

Al interactuar mediante una arquitectura de ventanas gráficas, la productividad pudo aumentar y las competencias TIC se adaptaron al uso del hardware; así como del Sistema Operativo gráfico y las aplicaciones asociadas y estandarizadas por medio del formato gráfico y los menús similares en cualquier aplicación.

El GAP en el aprendizaje disminuyó muchísimo al estandarizarse las interfaces gráficas y los menús de comandos.

Hasta 1994 y 1995 FidoNet y RedBBS, básicamente en nuestro país, eran las únicas alternativas para la comunicación, foros de interés comunes, email o aplicaciones conectadas fuera de la LAN.

No obstante la productividad en los ámbitos de las TIC carecían de la interconectividad que apareció a partir de 1995 y que fue universalizándose hacía principios del 3er milenio mediante internet.

3. Entrada en el milenio. La era de Internet. El paradigma de esta era fue Google.

Los Sistemas Operativos eran amigables y muy similares, fuera cual fuese la plataforma de Hardware. Gracias a Internet el acceso a multitud de conocimientos se democratizo; de igual forma los Sistemas Operativos GNU/Linux basados es estándares abiertos de software fueron haciéndose populares. La gratuidad se introdujo en todos los ámbitos del Software, pro ejemplo en los Sistemas Operativos tipo Linux: Debian, Red Hat, más tarde Ubuntu… De igual forma aparecieron y se popularizaron las aplicaciones Open Source (Código abierto) como Open Office, Libre Office, Gimp, Navegadores de Internet como Mozilla Firefox…

Las competencias TIC solo requerían un aprendizaje fuerte al principio pero una vez que el alumno o usuario era capaz de sentirse alfabetizado digitalmente podía tener una intensa productividad en cualquier sector productivo que requiriera de conocimientos profesionalizadores conjugados con las TIC.

Cada vez más, todos los ámbitos profesionales se digitalizaron. La interconexión transcendió la Red Local (LAN) y la información circulaba por todas las redes mundiales. Poco a poco fueron desapareciendo las redes como FidoNet o RedBBS.

La alfabetización digital era cada vez más fácil y universalizadora. En este sentido se crearon diferentes certificaciones que acreditaban el grado de Competencia TIC de la persona que superaba los diversos niveles.

Participé en la creación de la Acreditación ACTIC en Cataluña en la que se definieron los niveles Básico, Medio y Avanzado de 8 Competencias:
C1: Cultura, participación y civismo digital (esta competencia la propuse y definí yo)
C2: Tecnología digital, uso del ordenador y del sistema operativo
C3: Navegación y comunicación en el mundo digital.
C4: Tratamiento de la información escrita.
C5: Tratamiento de la información gráfica, sonora y de la imagen en movimiento.
C6: Tratamiento de la información numérica.
C7: Tratamiento de los datos.
C8: Presentación de contenidos.

4. A partir del 2005. La era de la movilidad y de las redes sociales. El paradigma de esta era fue Facebook y, también en parte, Twitter

A la par que definíamos la certificación ACTIC, explosionaban en Internet las redes sociales. Facebook se integró en el día a día de todos nosotros y nuestras vidas se expusieron, poco a poco, en la red.

Las personas analfabetas digitales carecían de acceso a las funciones que, por ejemplo, eran acreditadas por nuestro certificado ACTIC. No eran competentes para encender y conectar los ordenadores de forma correcta y aprovechando todas su posibilidades a nivel de Hardware, y no sabían o querían aprender a utilizar un Sistema Operativo.

¿Por qué? porque los dispositivos móviles comenzaban a popularizarse y las redes sociales se afianzaron en todos los smartphones.

Los jóvenes sin formación profesionalizadora o analfabetos digitales no querían, o no les valía la pena, aprender a utilizar el ordenador, el sistema operativo, navegador, procesador de texto, cliente de correo electrónico… si para comunicarse les era suficiente utilizar Facebook y/o cualquier chat.

5. Década del 2010. La era de la comunicación interpersonal de los dispositivos móviles: El paradigma de esta era son el smartphone y las tablets.

Todas aquellas personas que dentro de nuestras acreditaciones no eran reconocidas como alfabetizados digitalizalmente eran capaces de comunicarse y realizar las acciones descritas en muchas de nuestras competencias ACTIC pero sin los requisitos de Hardware y Software que habíamos definido. Podían participar y ser plenamente competentes en la competencia C1: Cultura, participación y civismo digital o la C3 o C4.

En el transcurso de una investigación que dirigí para la Junta de Andalucía sobre jóvenes sin cualificación profesional, descubrimos que su medio de comunicación eran precisamente los smatphones y que, por ello, las competencias TIC se deberían adaptar a este nuevo paradigma: Dispositivos móviles conjugados con las redes sociales.

Pero ¿qué pasa con la productividad? El año pasado pude trabajar en una Escuela de Educación de Adultos en Barcelona. En todas las escuelas, las personas mayores están realizando pruebas de la versión ACTIC en modalidad de Educación para acreditar que son competentes.

La paradoja es que ellos ya son competentes digitalmente para lo que necesitan mediante las tablets y las redes sociales: Se comunican con sus hijos y nietos, ven y envían fotos, vídeos de sus familiares, música… Entonces… ¿Para qué necesitan acreditar conocimientos TIC de la década pasada?

Tengo claro que las competencias ACTIC son válidas pero no así su entorno de hardware y sus aplicaciones puesto que pertenecen al paradigma de la década anterior.

Ahora es mucho más fácil y productivo ejercitar 5 de las competencias ACTIC:
C1: Cultura, participación y civismo digital.
C3: Navegación y comunicación en el mundo digital.
C4: Tratamiento de la información escrita.
C5: Tratamiento de la información gráfica, sonora y de la imagen en movimiento.
C8: Presentación de contenidos.

¿Para qué quieren saber encender un ordenador, entrar en Windows o Linux, entrar en Open Office Write o Word si con una tablet lo tienen todo al instante?

6. La era de la digitalización global y de la transparencia del hardware.

El año pasado, una persona me pidió consejo sobre cuáles serían los pasos adecuados para realizar la alfabetización digital de las zonas rurales de Chile. Ahora estamos en conversaciones e intercambiando ideas.

Mi propuesta es hacer servir las tablets y los smartphones lo máximo que sea posible puesto que el futuro pasa por no ser dependientes de la plataforma hardware ni del sistema operativo. Para obtener la máxima productividad y digitalización es importante utilizar las potencias de las redes sociales y que la “ingeniería” sea totalmente transparente. Debemos incorporar metodológicamente los contenidos profesionalizadores a mediada que la tecnología se adapte a los procesos de producción. Este hecho es cada vez es más real pues el grado de desarrollo de Apps en diferentes ámbitos profesionales es muy activo. Seguro que para utilizar Apps profesionales ya no tenemos que acreditar nuestras competencias TIC.

La alfabetización digital global la tenemos en la palma de la mano. Y las Competencias TIC las debemos adaptar a estos parámetros actuales en que las redes sociales construyan la Inteligencia comunitaria y el desarrollo transpersonal. ¿Son necesarias las acreditaciones de competencias TIC?

Si te parece interesante este post, por favor, difúndelo o comenta tu opinión o discrepancias. Gracias


Loading Facebook Comments ...

One thought on “¿Son necesarias las acreditaciones de competencias TIC?

Deja un comentario