Reflexiones tras los atentados de París del 13 de noviembre de 2015

Paris¿Qué podemos aprender y enseñar tras los atentados de París del 13 de noviembre de 2015?

Mis reflexiones a modo de proposiciones al estilo del Tractatus logico-philosophicus de Ludwig Wittgenstein

1. La barbarie ha existido siempre en las sociedades humanas. Hay personas o grupos de personas que han utilizado y utilizarán la violencia como forma de expresar sus ideas, pero principalmente sus sentimientos.

2. Es conveniente evitar que estos actos violentos modifiquen nuestra conducta. El terror está diseñado para paralizar a las personas, las comunidades y las sociedades.

3. Dentro de las poblaciones humanas hay personas enfermas y con características psicópatas que son indiferentes al sufrimiento humano y, para las cuales, la violencia es una forma de alcanzar sus objetivos egoístas.

4. La tolerancia es necesaria para la convivencia.

5. El enfrentamiento intercultural es una táctica de las élites de ambos bandos para desgastar la energía de las personas en luchas por ideas y por sentimientos.

6. Mediante esa táctica consiguen desviar las razones de la pobreza interna, las desigualdades y las injusticias o los agravios en la dignidad de los individuos de las diferentes culturas humanas. Léase, 1984 de George Orwell

7. Las sociedades son manipuladas según los intereses de los individuos más poderosos dentro de ellas para mantener su Statu Quo y que vehiculan mediante sentimientos y emociones, no mediante argumentos racionales.

8. Las masas son más fáciles de manipular apelando a sus emociones que mediante el convencimiento racional o las evidencias empíricas.

9. Los modelos de sociedades no se adaptan a las necesidades de las personas, se conforman y diseñan para mantener privilegios de clases sociales, militares, religiosas, económicas, intelectuales…

10. Dichas manipulaciones se llevan a cabo en todas las culturas, tanto las de carácter musulmán, como las católicas, cristinas, judías, hinduistas, budistas…

11. Hay una fuerte conexión entre los diferentes cleros de cada cultura, las clases militares o armadas y las oligarquías sociales.

12. Debemos apelar a la razón, a la tolerancia, a la solidaridad, al diálogo para llegar a acuerdos, a la justicia social, a la integración cultural…

13. Cuando hablas con una persona de otra cultura pero que es de tu misma clase social rápidamente conectas y os comprendéis mutuamente.

14. ¿Dónde están las diferencias?

15. En los ámbitos privados, personales y sentimentales mediados por creencias.

16. Ergo, se deduce, que la conformación de la personalidad tiene unas bases racionales similares pero que se ven modificadas por las enseñanzas y creencias dentro del seno familiar y social (las cuales no son ni verificables ni absolutas).

17. La reacción ante los atentados debe ser proporcional y circunscrita a los elementos terroristas evitando la muerte de población civil ajena.

18. Los servicios secretos occidentales, así como los estamentos políticos y militares utilizarán estos atentados (que no les afecta personalmente a ellos) para cumplir con objetivos que difícilmente serian aceptados por su población, como las detenciones de personas de forma masiva y sin evidencias absolutas y bajo el convencimiento de que es mejor equivocarse que dejar un terrorista libre.

19. Bajo la perspectiva de dichos estamentos, se cumplen las condiciones necesarias para intervenir allí donde consideren adecuado, saltándose las reglas internacionales y aprovechando para consolidar intereses de sus élites a lo largo del planeta.

20. Quienes mueren en ambos bandos son las clases populares.

21. Quienes siempre pierden son las clases populares de ambas culturas.

En homenaje a las muertes de París.

Descansen en Paz


One thought on “Reflexiones tras los atentados de París del 13 de noviembre de 2015

Deja un comentario