Terrazocultor, autor de más de 100 vídeos de excelente contenido

Premio Youtube a TerrazocultorHoy entrevistamos a uno de los actores del Social Media más influyentes de la red por la calidad de sus contenidos: a José Manuel que es conocido como @Terrazocultor.

En PqA somos fan de sus publicaciones y las seguimos exhaustivamente.

Tenemos la suerte de poder preguntarle sobre su trabajo tan multidisciplinar, desde la electrónica, a las recetas gastronómicas caseras, la ecología, la fabricación de biodiesel casero, los huertos en casa, la obtención de sal… en fin todo un crack que demuestra su interés renacentista por casi todo y que tiene un carácter didáctico amigable y empático. De hecho ya hicimos un post con el título de eLearnig perfecto: Terrazocultor y el conectivismo.

Para PqA, José Manuel es un referente didáctico puesto que desde la formación informal podemos configurar nuestros conocimientos a partir de muchos de sus contenidos. Son espacios que pueden formar parte de nuestro PLE (Entornos Personales de Aprendizaje).

Con él aprendemos divirtiéndonos, colaborando e interactuando puesto que si le preguntas, siempre contesta.

A José Manuel lo podéis seguir en las Redes Sociales, en

– José Manuel, siempre nos hemos preguntado por cómo eres capaz de generar tanto contenido y de tanta calidad en la red. Dinos, ¿cómo es tu día a día en la red?

Para contestar a lo de “tanto contenido”, diré que es el resultado de tres años de una labor casi a diario. Unas veces haciendo vídeos, otras, investigando y poniendo a prueba las cosas. La falta de tiempo es mi mayor enemigo: Si hago vídeos no investigo, y si investigo, no hago vídeos o tardo más en hacerlos. Y esto sin contar con que tengo que atender a mi vida privada…

En cuanto a la calidad, bueno pues… en primer lugar, gracias. Una de las cosas que más mencionan y valoran mis seguidores es “la claridad de mis explicaciones”. Cuando estoy haciendo un vídeo pienso en que debe ser para todos, pero especialmente para los que empiezan. Me pongo en el lugar de ellos y comprendo las dudas que les asaltan. Esas dudas son abordadas y resueltas (o eso intento) en cada una de mis entregas, ya sea un vídeo o un artículo en mi blog.

– En alguna ocasión nos hemos referido a ti como Sabio 2.0 por el uso tan adecuado del los nuevos entornos sociales de la red. ¿Qué te motivó a iniciar esta labor en tantos medios sociales?

Desde hace unos años es impensable llegar a mucha gente teniendo presencia en sólo una plataforma (en este caso hablamos de Youtube). Si no te conocen ¿Cómo te van a ver?. Conozco más de un canal de Youtube con unos vídeos geniales, muy bien hechos, y sin embargo tienen muy pocos seguidores, no tienen apenas proyección en la red. Estos canales tienen en común que no usan las redes sociales.

Para crecer en la red hay que usar las redes sociales, que para eso están, en donde no solamente puedes lanzar tus creaciones sino también interactuar con tu gente: Twitter, Facebook, Instagram, Linkedin… y sin olvidar Google+, y aunque ésta última no sea del agrado de muchos, el compartir las cosas en Google+ mejora el posicionamiento de los vídeos. Tampoco puede faltar un buen blog (o página web) en donde hacer un post o artículo para complementar cada vídeo, de forma que Youtube y Blog forman un binomio que se refuerzan mutuamente.

Para interactuar con mis seguidores tengo una clara predilección por Twitter

– Eres un creador de contenidos formativos de gran calidad y aceptación entre tus seguidores. La experiencia educativa y los conocimientos para poder realizar esta labor, ¿de dónde la obtienes, es decir, profesionalmente te dedicas a la docencia?

Es una pregunta que me formulan a menudo: ¿“Eres profesor”?

La verdad, profesionalmente no. Algunas veces he trabajado de profesor en varias academias de informática, pero ha sido sólo durante algunos meses. Después de hacer una FP2 de electrónica me apunté a otra FP2 de informática, yo era alumno en turno de mañanas, y en ese mismo centro educativo, por las tardes, ejercía (voluntariamente) como profesor dando clases de programación… ¡A algunos de mis profesores!. Esto es porque aprendí a programar ordenadores dos años antes, cuando apenas unas pocas y grandes empresas disponían de ellos, al menos en Murcia (1982). El haber impartido aquéllas clases fue una experiencia positiva para mí: Reforzaba mis conocimientos de informática al tiempo que me permitía desenvolverme en un ambiente “docente” y adquirir ciertas habilidades.

Estas son las únicas experiencias que he tenido como profesor.

– Nos gustaría que nos explicaras cómo inicias un nuevo proyecto de contenido, es decir, de dónde surge la idea, si escribes un guión, cómo produces el vídeo (medios, material a mostrar, fungibles, lugar a grabar…)

Cada proyecto (en mi caso, cada vídeo) es como los hijos: Son del mismo padre, pero no hay dos iguales. Con esto quiero decir que no hay una receta aplicable a todos. Cuando llevas tiempo haciendo vídeos, evolucionas. Y no te das cuenta. Es cuando miras tus propios vídeos que te percatas de esa evolución.

Ya sabéis que me siento atraído por muchas temáticas distintas, así que en cualquier momento se me puede ocurrir tratar sobre un tema determinado. Unas veces es debido a un comentario de algún seguidor, otras a una conversación con un conocido, otras por una vivencia, o sale de mí mismo. Es como un pantallazo, el momento que yo llamo “inspiración”.

Hay un paralelismo entre la cocina japonesa y mi forma de hacer los vídeos. Suena extraño, ¿Verdad?

En la cocina japonesa, ANTES de usar los fogones, hay que tener a mano todos los ingredientes bien medidos o pesados y debidamente procesados: Cortados, rallados, pelados, marinados, tostados, etc; así como los distintos utensilios a usar. Sólo entonces se procede al verdadero cocinado que será cuestión de unos pocos minutos.

Antes, yo hacía el vídeo. Después, el blog.
Ahora es al revés: Primero hago el blog. Lo último de todo, el vídeo

Hay varias razones:

1) Para mí, es más fácil hacer blog que vídeo. Un fallo en el planteamiento de un proyecto se subsana más rápido y más fácilmente en el blog que en el vídeo.

2) El blog (al igual que el vídeo) me “obliga” a tener tanto los componentes como las herramientas. Si haciendo el blog me doy cuenta de que me falta algo, pues interrumpo, soluciono el problema y continuo. En cambio, interrumpir un vídeo me es más problemático puesto que el lugar de grabación también lo uso para otras muchas cosas y se utilizan muchos más medios que también quedan “pillados”.

3) Hacer el blog antes que el vídeo hace que tenga las cosas más claras para cuando finalmente hago el vídeo, me permite estructurar el contenido para presentarlo de forma ordenada y lógica.

4) El blog ya terminado me sirve de guión para el vídeo. En el lugar donde grabo los vídeos tengo una tablet donde veo el blog. No es que memorice o lea los diálogos estilo teatro, pero sí me sirve para saber qué temas (y en qué orden) tengo que grabar. A menudo ocurre que blog y vídeo divergen, no coinciden, lo que hace que las cosas no sean tan previsibles, pero el blog ayuda bastante de todos modos.

Los medios que utilizo son muy asequibles y a veces bastante justitos:

Cámara: Una SONY digital de 12.1 megapíxeles (hoy, no costaría ni 100 €), aprovecho para decir que youtube me presenta los vídeos con una resolución de 360 pero yo siempre grabo en HD 720. Ya sabéis que esto lo podéis cambiar en la configuración cuando veis el vídeo.

Dos trípodes, uno pequeño de sobremesa, y otro extensible hasta 1 metro

– Un espejo grande para poner tras la cámara y ver el encuadre, iluminación, sombras, objetos no deseados…

– Una buena colección de lámparas y focos. Un buen vídeo exige una correcta iluminación, no sólo en cantidad de luz sino también en orientación. Un vídeo, en contenido, podrá ser una obra maestra, pero si la iluminación es deficiente, perderá muchos puntos. Cuando grabo un vídeo, es fácil que tenga 8-9 lámparas encendidas.

– Un croma, basado en un tejido de color verde. Esto te permite poner fondos ficticios que no sólo tienen un papel decorativo, también sirven para reforzar o aclarar algún punto del que se está hablando.

– Como dije antes, una tablet para ver el blog a modo de índice o guión, aunque no todos los vídeos tienen correspondencia en el blog, y viceversa: Hay artículos en el blog que no tienen vídeo.

– Un ordenador, de lo más normal, para editar los vídeos, el blog y moverme por la red.

– Un disco duro externo para salvaguardar todos los proyectos.

El material a mostrar dependerá en gran medida de la naturaleza del vídeo. Muchos materiales y herramientas ya los tenía incluso antes de embarcarme en esta aventura en la red. Otros materiales los compro ex profeso para hacer un vídeo concreto. Pienso que esto último no es dinero perdido, pues además de permitirme hacer un vídeo, esos materiales y herramientas, con toda seguridad, me serán útiles en un futuro. Me encanta coleccionar herramientas.

El lugar a grabar para tutoriales y experimentos es mi gimnasio-taller, ahora también convertido en un mini-estudio de grabación. Pero también tengo muchos vídeos grabados en escenarios tan distintos como mi terraza, la calle, un puerto, un gimnasio, las inmediaciones de un estadio de fútbol, en medio del mar, el campo, un centro comercial…

– Imagino que con la cantidad de seguidores que tienes te ofrecerán realizar conferencias o cursos para estudiantes… es decir que mantendrás una actividad asociada importante pero fuera de la red. ¿Es así?

En alguna ocasión me lo han sugerido, pero la falta de tiempo o la incompatibilidad de horarios me lo han impedido. A no ser que se trate de colaboraciones puntuales, no puedo comprometerme para asuntos que requieran mucho tiempo.

– ¿Cuál es el público en el que piensas cuando haces divulgación de la ciencia, de la técnica y de la experimentación?

No parece haber un perfil específico en mi público y me siguen personas de condiciones muy distintas: Gente muy joven y gente mayor. De muchos países. Con altos niveles de estudios o con estudios básicos, Con profesiones relacionadas con mi temática… o no. De cualquier ideología política, en fin, público muy heterogéneo.

Así que no pienso en “un tipo” de público, sino en “público”, a secas. Yo hago lo que me gusta, y sé que eso atraerá a la gente interesada. Imagino que ese público compartirá una cosa: El interés por los experimentos, la ciencia, la tecnología, el “DIY (Do It Yourself): Hágalo Ud mismo”. Ese interés a veces será por iniciarse (caso de estudiantes y gente joven), o ese interés puede ser como pasatiempo, por curiosidad o para recordar cosas en su día estudiadas, caso de gente mayor o profesionales. Tampoco faltan los casos de personas que de pronto sienten un súbito y repentino interés por estos temas.

De vez en cuando recibo mensajes del tipo: “Gracias a tus vídeos he decidido estudiar electrónica”. Con toda la modestia del mundo diré que me llena de satisfacción saber que mis vídeos además de entretener o divulgar conocimientos, sirven para despertar conciencias, aflorar vocaciones ocultas o inspirar a muchos. Esto no lo digo yo: Me lo dicen en los comentarios y en privados.

– Hace poco Google te premió por alcanzar los 100.000 suscriptores en youtube http://instagram.com/p/xRtUANIa6o/?modal=true. Ahora ya estas en 113.000 suscriptores. Son cifras que marean y que requieren de un cuidado de tus contenidos y de tus artículos muy importante. ¿Qué nos aconsejarías, a quienes deseamos hacer una labor divulgativa, para alcanzar tu grado de éxito?

Hablando de cifras, todavía estoy digeriéndolas, pues no esperaba esta respuesta del público xD

La respuesta a esta pregunta sería mejor escucharla de boca de mis seguidores, pero bueno, intentaré dar mis puntos de vista:

1) Tratar de los temas que te gustan, sentirte como pez en el agua. En el mundo de la venta, el marketing, la publicidad y las relaciones humanas en general hay un tópico: “Si no te gustas a ti mismo, si no te convences a ti mismo, difícilmente convencerás o gustarás a los demás”. No es cuestión de narcisismo sino de simple lógica y comportamiento humano. Debe ser duro subir a la red un contenido por el que no sientes ningún interés, simplemente porque “está de moda” o “es rentable”. Así que, lo dicho: Para captar el interés, nada mejor que tratar de temas que te interesan y te apasionan.

2) Valorar el tiempo de tus seguidores. Le doy mucha importancia a esto. Sin llegar al extremo de omitir información necesaria, se debe abreviar y resumir al máximo. Una cosa que puede ser contada en 10 segundos ¿Porqué invertir 20? Hay numerosos recursos para conseguir esto. Por supuesto mis vídeos serán susceptibles de mejora, pero lo intento al máximo.

3) Calidad en los vídeos. Aquí ya hablamos de algo técnico. Cuidar el vídeo en sí: Una resolución de vídeo decente, buen encuadre, iluminación correcta, ser consciente de dónde está la “acción” y cambiar de plano consecuentemente, darle ritmo al vídeo, no hacer tomas demasiado cortas ni demasiado largas (salvo excepciones); también hay que cuidar el audio, no hace falta una calidad hollywoodiense pero el sonido debe ser entendible. Hay que intentar no caer en errores típicos: Intros demasiado largas, llenar el vídeo de anotaciones, no repetir una toma que ha salido claramente mal, música de fondo con volumen excesivo. En fin… sentido común

4) Participar en las redes sociales. Como ya comenté antes, las redes sociales nos ayudarán a crecer. Llegaremos a más público y además llegaremos de mejor manera, pues cada red social brinda una cualidad interesante. Por ejemplo, de twitter me gusta su inmediatez y agilidad. En Facebook se comparten mejor contenidos más extensos, y mejor aún en un blog o una página web donde se pueden escribir desde breves notas a auténticos y extensos tratados. Instagram sirve como album de fotos de tus proyectos o de cosas que quieras compartir con tus seguidores.

5) Interactuar con el público. Aquí. lo primero que se nos viene a la mente son los comentarios que se reciben. Son muchos, y lamentablemente llega un momento en que no se pueden atender todos. Ahora bien, una cosa es contestarlos, y otra es leerlos. Esto último si que lo sigo haciendo y los tengo en cuenta, algunos de ellos aportan sugerencias e ideas interesantes. También valoro a los que simplemente me dedican unas palabras amables. A veces he pedido sugerencias en alguna red social sobre cómo hacer alguna cosa y el público se implica, colabora. Todo esto está muy bien.

6) Cumplimentar bien la subida de los vídeos. Un “fallo” que se suele cometer a menudo y que muchos parecen no darle importancia es no cumplimentar (o cumplimentar mal) tres apartados en la subida de un vídeo. Grave error. La visibilidad, el posicionamiento de nuestro vídeo en las búsquedas dependerá (entre otros factores) de cómo rellenemos estos tres apartados, ¡nunca dejarlos en blanco!:

TÍTULO: Debe contener palabras clave sobre el contenido.

DESCRIPCIÓN: Igual que el anterior, pero aquí nos podemos extender más

ETIQUETAS: Palabras que estén relacionadas con el proyecto. Lo importante no es poner muchas sino que éstas sean acertadas. Cuidado aquí con el spam: Youtube nos puede penalizar, lo mismo que si se eligen miniaturas de vídeo engañosas.

7) Dar soluciones. Después de ver nuestro vídeo, el público debe tener sensación de haber aprendido algo (si es un tutorial), o debe haber encontrado una solución correcta y viable para el problema que le impulsó a hacer una búsqueda en Youtube (si es un DIY). Como usuario, nada más frustrante que, tras haber invertido un tiempo viendo un vídeo, nos queden más dudas que antes de verlo. Por supuesto no me refiero a vídeos cuya temática es espectacular o de entretenimiento y no divulgativa. Me refiero a vídeos que pretenden ser divulgativos y no lo son.

8) No alimentar al troll. Tarde o temprano te los encontrarás. Como decía un humorista:

“Gustar, lo que se dice gustar a todo el mundo no lo ha conseguido ni el jamón serrano, así que no voy a ser yo más”.

Los trolls mal llevados, mal gestionados, pueden llegar a hacer mucho daño.

Hagas lo que hagas y como lo hagas, siempre disgustarás a alguien. Aunque lo hagas bien, o a lo mejor, precisamente, por hacerlo bien. Permíteme una cita más, de Baltasar Gracián:

“Triste cosa es no tener amigos, pero más triste debe ser no tener enemigos, porque quien enemigos no tenga, señal de que no tiene: Ni talento que haga sombra, ni valor que le teman, ni honra que le murmuren, ni bienes que le codicien, ni cosa buena que le envidien.”

Esto no quiere decir que toda crítica provenga de un troll, a veces son fundamentadas y habrá que ser humilde y encajarlo, claro que, una cosa es llevar razón en una crítica, y otra es saber o querer expresarla con educación, pero bueno, esa es otra…

9) Constancia, perseverancia. Salvo casos contados, tener cierta presencia en la red es el resultado de tiempo, esfuerzo y trabajo. Ese premio de google, el botón de plata por superar la barrera de los 100.000 seguidores, me viene después de tres años de dedicación. No diré más…

– ¿Todavía funciona tu coche con aceite de girasol? ¿Pierden prestaciones mecánicas los coches con dicho combustible? Tengo entendido que los coches que utilizan ese aceite van dejando un olor a Churrería…

Ya lo creo que sí funciona…

Y con los tiempos que corren, espero que me dure bastantes años más, jajaja

Después de haber utilizado tanto biodiesel al 100% como aceite de girasol directo hasta un 50%, este coche no ha sufrido ninguna avería achacable al uso de estos combustibles. Las prestaciones tampoco han cambiado y eso que desde que empecé con el biodiesel han pasado ya más de 10 años, de modo que el coche ya no es nuevo.

Arranque, estabilidad de ralentí, aceleración, subir cuestas, velocidad, autonomía… todas estas cosas siguen prácticamente igual que el primer día, así que también toca felicitar al fabricante Opel.

Lo del olor a churrería es un poco mito, los gases salen descompuestos del motor y ya no recuerdan tanto al aceite. Está claro que son gases y humos menos tóxicos que los del gasoil, y si eventualmente los respiras durante un momento, por ejemplo en un garaje cerrado, resultan menos irritantes y desagradables.

Últimamente, en algunos países o ciudades se habla de limitar o incluso prohibir el gasoil como combustible en los vehículos. Parece ser que es más contaminante de lo que se pensaba.

Esto no ocurre con el biodiesel ni con el aceite, que arden de forma mucho más limpia.

– Como experto, ¿cómo crees que evolucionarán las fuentes de energía y los vectores energéticos del futuro? ¿Podemos que ser optimistas o pesimistas?

Es un tema difícil.

No sólo están los condicionamientos puramente energéticos, por ejemplo, el peak oil o la escasez progresiva de petróleo. También habrá, supongo, condicionamientos políticos, económicos, empresariales, y juntando todos esos condicionamientos, resulta difícil saber por donde saltará la liebre.

A la hora de la verdad, creo que los condicionamientos energéticos y las leyes del universo se impondrán, de modo que políticos y economías tendrán que adaptarse a “madre natura” y no al revés.

El petróleo, en el que se basan las grandes economías actuales, está claro que llegará el momento en que escaseará y quizás llegue a no ser rentable su extracción, será cada vez menos, más difícil de extraer, o de peor calidad. El problema es que el petroleo tiene un excelente tasa de retorno energético: Produce mucha más energía que la necesaria para procesarlo. Otras fuentes de energía no tienen esta deseable cualidad del petróleo.

Por eso se hace tanto énfasis en el ahorro y la eficiencia. Viendo la que se nos viene encima y que las fuentes de energía que usaremos en el futuro no serán tan eficientes como el petróleo, se piensa (y creo que acertadamente) que es más fácil ahorrar un KW que producirlo. Y aún nos queda un largo y excitante camino por recorrer en cuanto a eficiencia. Hablo de ahorro, de eficiencia, no de privaciones. Veremos cosas sorprendentes.

Una vez hayamos cambiado un poco las costumbres, más los adelantos de eficiencia y nos arreglemos con una parte de la energía que gastamos actualmente, es posible que usando no una sino muchas fuentes de energía distinta podamos seguir adelante. Aquí no solo deciden los políticos, nosotros también, y mucho.

En cuanto a fuentes primarias de energía tengo mucha esperanza en la energía eólica y otras formas menos explotadas como la undimotriz (las olas). La biomasa a partir de la recogida de basura en grandes ciudades también parece estar dando buenos resultados. A la solar es posible que aún le falte un hervor, pero algo aporta y más aportará en el futuro, para eso está la investigación. La conocida energía hidráulica también es a tener muy en cuenta. Es decir, se trata de recurrir no a una sino a muchas fuentes de energía distintas y entre todas suplir el petróleo, el carbón y la nuclear, pero esto llevará tiempo…

En fuentes primarias de energía me posiciono como optimista-expectante

En vectores energéticos veo el asunto más oscuro, porque suele ser necesaria una gran cantidad de energía concentrada en muy poco espacio, especialmente en los medios de transporte, donde el petróleo no puede ser sustituido por eólica, solar, biomasa, etc, o no al menos con la tecnología actual.

A medio-largo plazo el hidrógeno promete y supondrá una verdadera revolución energética. Mientras ese momento llega, creo que tendremos que dedicarnos a perfeccionar las baterías eléctricas porque es la opción que tenemos más a mano y el coche eléctrico cada vez tiene más prestaciones. El gas natural también está sustituyendo con éxito a la gasolina.

Saber si la industria del transporte seguirá como hasta ahora o por el contrario se colapsará, depende de una cosa: ¿Qué ocurrirá antes? ¿La obtención de un vector energético que pueda competir razonablemente con el petróleo? ¿O el fin del petróleo?

Espero que el fin del petróleo pille a la humanidad con los deberes hechos y no se cumpla el dicho árabe:

“Mi abuelo iba en camello, mi padre iba en coche, yo voy en avión y mi nieto volverá a ir en camello”.

– Por favor, danos algún ejemplo de recurso didáctico, post o material del que estés especialmente orgulloso.

Estoy contento con la mayoría de mis publicaciones (si no, no las hubiera hecho jajaja!), algunas rozan ya el millón de visitas, otras apenas llegan a 10.000, pero todas las he hecho con el mismo cariño. Sin embargo, algunas de ellas resultan de gran valor para mí, ya sea por la aceptación del público, ya sea porque fueron hechas en lugares o en circunstancias o con personas especiales para mí, otras suponen un hito como mi primer vídeo.

En plan didáctico resaltaría varios vídeos como: El del biodiesel, altavoz con una bobina un imán y un tupper, radio sin pilas, la batería de cobre y magnesio, los ignitores, obtener etanol de las naranjas, el destilador, las salinas caseras, motor stirling transparente, la bomba de vacío casera, la máquina eólica, el efecto seebeck-peltier, tutos de reparación de microondas y mandos a distancia, hay muchos más…

Y cómo no, el Tutorial de electrónica básica, que parece estar gustando y que en estos momentos va por el capítulo 14. Dije inicialmente que serían 26 capítulos pero seguramente serán 32 o más.

Finalmente te agradecemos que hayas contestado a esta entrevista, así como que podamos disfrutar de tus contenidos durante mucho tiempo.
– ¿Deseas explicar alguna cosa más?

Nada más, me ha gustado la entrevista y ha sido un placer contestarla. Gracias a ti Félix Eroles por contar conmigo. Un saludo, y a seguir al pie del cañón.

Gracias Juan Manuel !!!

Si te parece interesante este post, por favor, difúndelo o comenta tu opinión o discrepancias. Gracias


Loading Facebook Comments ...

2 thoughts on “Terrazocultor, autor de más de 100 vídeos de excelente contenido

  1. Pingback: Bitacoras.com

Deja un comentario